Límites

‘ ‘Phobia of a big vagina.’ … ‘Deep.’ … This is awful. I can’t believe I’m typing this in.’’

‘‘Wait,’’ I said. ‘‘Deep’s not an issue. It’s wide.’’

‘‘Deep is an issue, hello!’’

‘‘Huh. Cause I feel like the — I always feel short-vaginaed.’’

Rihanna laughed. ‘‘Trust me, if they can’t feel the end, it’s like, Cannonball!’’

Cannonball meant sailing into space — into something never-ending, like the cosmos. Men like to know that there is an end to the woman they’re with, that she’s finite. It’s an impossible line to walk. You want to be global, but down to earth. In the moment but also one step ahead of it.

Miranda July entrevista a Rihanna.

Posted in music, sex, words | Leave a comment

El Sísifo de todos los días

“Ser amo de casa, en cambio, implica asumir de entrada la absoluta fragilidad de los trabajos humanos, el carácter efímero de cualquier logro: lo que cocinas se digiere (con los consabidos resultados), lo que limpias se ensucia al día siguiente, lo que arreglas se descompone. El puro reino de Sísifo. Es como si, cuando era editor, las erratas se hubiesen regenerado durante la noche; como si mi vida hubiese consistido en despertar cada mañana con la tarea de escribir otra vez el mismo texto de contraportada.”

“Vindicación de la friega”, de Daniel Saldaña París.

Posted in living, words | Leave a comment

La verdad

Because what is truth? Truth is that thing which makes what we want to happen happen. Truth is that thing which, when told, makes those on our team look good, and inspires them to greater efforts, and causes people not on our team to see things our way and feel sort of jealous. Truth is that thing which empowers us to do even better than we are already doing, which by the way is fine, we are doing fine, truth is the wind in our sails that blows only for us. So when a rumor makes you doubt us, us up here, it is therefore not true, since we have already defines truth as that thing which helps us win. Therefore, if you want to know what is true, simply ask what is best. Best for us, all of us. Do you get our drift? Contrary to rumor, the next phase of the Staff Remixing is not about to begin. The slightest excuse, the slightest negligence, will not be used as the basis for firing the half of you we would be firing over the next few weeks if the rumor you have all probably heard by now about the mass firings were true. Which is not. See? See how we just did that? Transformed that trashy negative rumor into truth? Go forth and do that, you’ll see it’s pretty fun.

— George Sanders. Pastoralia.

Posted in words | 1 Comment

Cuando uno está solo

“Pero uno necesita otra clase de combustible cuando está solo, ¿no? Hace falta odiar, y se necesita fuerza para odiar durante todo el tiempo. Y lo que uno tiene que amar es algo muy remoto, muy vago, cuando uno no forma parte de ello.”

— “Llamada para el muerto”, John Le Carré.

Posted in words | Leave a comment

Un abrazo hasta el otro lado de las estrellas

juanga

No es fácil para mí sentirme en casa. No es fácil para mí sentirme querida. Es como si alguien me tratara de poner un vestido que se me ve bien pero que es bastante obvio. Primero hago berrinche. Me hace sentir expuesta. Y desde los primeros intercambios con Jaime y Beck fue algo así. Ellos amables y disponibles, yo un poquito arisca. Yo a la defensiva del mundo, ellos curiosos y al mando. Puedo decir que en el poco tiempo que conocí a Jaime -es poco si consideramos los amigos que ya le sabían las mañas cuando nos conocidos- aprendí a dar abrazos sin miedo. Revirtió mi forma de ver las cosas. Revirtió lo que yo entendía por ser amiga. Fue un cambio estructural. Y disfruté estar con él, confundirnos mutuamente con historias imposibles, hacer vericuetos de palabras, cantar Juan Gabriel a la menor provocación, darle la vuelta al día porque todo estaba bien y en confianza. No eran momentos perfectos y brillantes: era divertirnos y burlarnos de lo oscuro, hacer chistes sobre y de la ansiedad, y rondar las orillas del abismo con una cerveza en mano. Sé que conocí apenas una pequeña parte de lo que era él -quizá la persona más compleja y talentosa que jamás vaya a conocer- y eso fue suficiente para cambiarme por completo. La última conversación que tuvimos fue cuál emoticon representaba mejor la desesperación, una sonrisa torcida en ambos lados de la pantalla. Estoy triste porque nunca voy a dejar de extrañarlo y porque hemos perdido al cómplice de ese otro mundo paralelo y misterioso que le subyace a este, a veces tan ingenuo.

Cada que le prenda fuego a algo, Jaime, va a ser pensando en ti. Con el mejor soundtrack posible.

Jaime Garza (20 de enero de 1974 – marzo 2015).

Posted in living, mty | 2 Comments