Historias de pueblo chico

 

3622

*Actualizado: Abril 25.

Este cómic de Tom Gauld publicado en octubre me cae como anillo al dedo después de mi binge-watching de series de detectives en pueblos pequeños. Es como una sección de TV Tropes ilustrada. Aquí lo que pienso, rápidamente.

Ejemplo de 1: Sarah Lund en Forbrydelsen. Todo el tiempo se está tratando de ir de Copenhagen (no tan chica pero no una metrópoli) y los crímenes no la dejan. Pierde el avión constantemente durante la primera temporada. En la tercera temporada vive en una casita en una bahía y la mandan traer de regreso.

Ejemplo de 2: Stella Gibson en The Fall. Llega a Belfast temporalmente a evaluar un caso y termina siendo la lead detective del mismo. Es la única que distingue los patrones del serial killer. También Elizabeth Moss en Top of the Lake, a quien constantemente le recuerdan “cómo son las cosas en los pueblos”. Y el personaje de David Tennant en Broadchurch, un detective que falló en otro caso y toma el del chico muerto “como penitencia”.

Ejemplo 3: La temporada 2 de Happy Valley. La trama de las chicas asesinadas y su desenlace. Los locales son los culpables, hay pocos sospechosos, el crimen se extiende hasta las afueras de la ciudad. Vaivén y descubrimientos a cuentagotas en un mundo cerrado que es el protagonista. Los detectives sólo interpretan lo que sucede pero no tienen agencia. Pero aún más preciso: Top of the Lake. Nussbaum habla de los parajes reflexivos y la cinematografía. La trama es la historia de esta chica/detective exiliada, de las mujeres que viajan a la ciudad para encontrar a un paraíso, de los chicos afectados que viven en ella. La historia es de la ciudad, sus parajes y el lago en una ciudad ficticia de Nueva Zelanda el escenario. La importancia del espacio me recuerda un poco a las ciudades ficticias de Lovecraft y de Faulkner. De manera similar, True Detective y la desolación de Louisiana.

Ejemplo 4: La temporada 1 de Happy Valley. No quiero pensar en Romeo y Julieta como “true love” (para mí es solo calentura). Pero si lo tomamos como una relación de sangre y de mucho afecto* como el de unos padres con el de una hija, o el de una abuela y su nieto, Happy Valley queda en este punto. Dos criminales, cada uno por su lado, provocan que vivir en una “familia normal” sea imposible. Uno movido por la psicopatía y el otro por querer hacer lana. Son dos familias “regulares” las afectadas, dos familias que cambian su relación al interior por estas intervenciones de gente normal y conocida con intereses egoístas.
* El mismo twist de Frozen, ya sé.

Ejemplo 5: Gravity Falls. The Mist. Shaun of the dead. World’s End y los bares de Newton Haven, etc. etc. Hay muchísimos ejemplos de esta última.

This entry was posted in comics, tv. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *