Escuchando a: Tony True and The Tijuana Tres

El tipo de cosas que me tengo que tomar en serio. Porque Tony True and The Tijuana Tres invierten en ponerse un saquito y una corbatita y escoger un nombre interesante para la banda y lanzar una idea bien trabajada: que son un grupo folk/alt-country que salió repentinamente del Monterrey de todos los días. Con guitarras acústicas y armónicas y todo. Bueno, habría que apuntar que se describen como folk pop, pero tienen lo alt-country bastante fuerte. Sus canciones son pequeñas cápsulas de éxitos, ya pulidas; sólo pecan de tener letras romanticonas y genéricas (pero eso, sabemos, es un vicio arraigado en las bandas mexicanas). Trato de hacer un esfuerzo y los anteriores grupos folk regiomontanos que recuerdo con cariño (Abeja, Mongosaurio, Alexico) habían destacado, entre otras cosas, por tener buenas letras, por estar bien despiertos.

A estos chicos me tocó verlos en el Nodriza el año pasado y fueron un buche de aire fresco. Más aún cuando el EP “TTTT”, que lanzaron hace un año y está disponible en Bandcamp, es una cosa completa y redonda, y eso es un gran logro. Mi favorita es “Llover”, y me lo puedo recetar al lado de los primeros discos de Wilco, de Feist cuando está feliz, o lo más campirano de Bright Eyes/Conor Oberst. Deseo personal: ojalá algún día encausen la desesperación de vivir en el desierto mexa —igual de aburrido, imagino, que el de Arizona, o el de Nuevo México, o el de Oklahoma— y canalicen algo más, toquen nuevos fondos, se suelten y se diviertan, se dejen caer con todo. Que sean más Tijuana y menos todo lo demás.

This entry was posted in music. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *