Mover sin moverse

Dale a la gente concursos que puedan ganar recordando la letra de las canciones más populares, o los nombres de las capitales de Estado o cuánto maíz produjo Iowa el año pasado. Atibórralo de datos no combustibles, lánzales encima tantos ‘hechos’ que se sientan abrumados, pero totalmente al día en cuanto a información. Entonces, tendrán la sensación de que piensan, tendrán la impresión de que mueven sin moverse. Y serán felices, porque los hechos de esta naturaleza no cambian.

— Bradbury, “Fahrenheit 451”. El recordar esta novela por su síntesis (“un mundo donde los libros son quemados y la gente tiene que recordarlos”) y que con el tiempo se haya vuelto “conocimiento popular” es una de las tantas visiones proféticas dentro de la misma historia.

This entry was posted in history, living, words. Bookmark the permalink.

One Response to Mover sin moverse

  1. Gabriela says:

    Visión profética y hasta temible…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *