Todas las batallas

Llevar bajo el brazo, al primer encuentro con un desconocido, un ejemplar de La tierra baldía, de T. S. Eliot. Llevar bajo el brazo, al primer encuentro con un desconocido, el Gödel, Escher, Bach, de Douglas R. Hofstadter. Llevar bajo el brazo, al primer encuentro con un desconocido, Armonía celestial, de Peter Esterházy. O El oficio de vivir, de Cesare Pavese, o Luz de agosto, de William Faulkner, o las Confesiones, de San Agustín, o La maravillosa vida breve de Óscar Wao, de Junot Díaz, o Viaje al fin de la noche, de Louis Ferdinand Celine, o Noche sin fortuna, de Andrés Caicedo, o El mundo según Garp, de John Irving. Esa sutil demarcación del territorio, esa forma de decir, sin decirlo, soy elegante y levemente trágico, soy específico, soy muy sofisticado, soy tan oscuro que casi adolescente, soy clásico, soy bien distinto, soy muy moderno, ojo conmigo, soy enterado, soy muy feliz.

Un recorrido doloroso por todas las batallas acerca de libros que podríamos tener. Vía La Canasta Básica, donde recomendamos artículos extensos en español para los que tienen tiempo (y ganas) de leer.

This entry was posted in friends, words. Bookmark the permalink.

One Response to Todas las batallas

  1. Gabriela says:

    Ganas de leer siempre hay. El tiempo, es cuestión de proponérselo. Así que gracias por la elegante recomendación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *