O igual el país

Circulando camino a casa, de regreso de una boda, y acompañado por sus papás, tíos y dos hijos pequeños (un niño y una niña), dos camionetas le cierran el paso y se bajan varios h. ciudadanos literalmente “de armas tomar”.

Algunos apuntando al conductor, otros a los papás y otros a los dos niños pequeños (claro, nunca sabes cuándo una niña puede sacar un AK-47 de su lonchera). Les preguntan que qué están haciendo circulando por ahí (mi conocido creo que no ha tramitado aún alguna tarjeta de narco-circulación como para poder responder esa pregunta con el permiso correspondiente), a lo cual temblando responden que van a casa, solo eso.

Los niños (que ya iban dormidos), despiertan con una pistola apuntándoles y entran en pánico, mientras el papá les grita que se echen al piso y no se muevan. Entonces preguntan que si son familia. “No, pendejo, somos narcos nomás que ahora los recluto extremadamente jóvenes y de ambos sexos” – seguramente mi conocido quiso contestar; pero se limitó a decir que sí, que si quería se llevaran la camioneta pero que no les hicieran daño.

Los amables hombres entonces dijeron “no, pueden pasar, disculpe don, somos los que cuidamos aquí”, y los dejaron ir.

+ + +
Veamos, como mi maestra de español decía: Sergito, vamos a analizar la oración “somos los que cuidamos aquí”:

– ¿Quién es el sujeto?

– Los narcos maestra, y no es uno, son varios sujetos bien armados.

– Muuuy bien muchachito, y ¿qué significa “aquí”?

– No sé maestra, yo creo que la calle ésa, o la colonia… hmhm no, sabe qué, ha de ser la ciudad o igual el país lo que cuidan.

— Vía SRSH.

This entry was posted in drugs, living, mexico. Bookmark the permalink.

One Response to O igual el país

  1. Gabriela says:

    Quién sabe, puede ser que hasta sea el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *